Guía del Voto

Desde la promulgación de la Constitución de 1988, que dio a todos los ciudadanos brasileños mayores de 16 años el derecho de elegir a sus representantes, muchos capítulos se escribieron en la historia política del país. De acuerdo con el Tribunal Superior Electoral (TSE), durante las elecciones de 2018, participaron 147,3 millones de electores de las 5.570 ciudades del país y de 110 naciones del extranjero.

Cada proceso electoral es una oportunidad de aprendizaje sobre la importancia de hacer una elección consciente en la que el voto se firma como instrumento de transformación de la sociedad. Consciente de su potencial para contribuir a este proceso, Votorantim S.A. contó con el Instituto Votorantim para llevar a cabo un proyecto innovador: la Guía del Voto, presentada en las versiones de aplicación para teléfonos móviles, sitio web e impreso, con información para promover la reflexión de los electores.

El contenido se desarrolló en colaboración con Humberto Dantas, doctor en Ciencia Política por la Universidad de São Paulo (USP) y director del Movimiento Voto Consciente, de forma totalmente apartidista. “Cuando surgió la idea, a principios de 2018, el público objetivo eran los casi 40 mil empleados, pero cuando empezamos el proyecto, nos dimos cuenta que la publicación podía despertar el interés y ser útil para un público mucho más amplio», dice Raquel Leite, analista senior de Capital Social e Institucional del Instituto Votorantim.

Superar Expectativas

En la versión de aplicación para móviles, disponible de forma gratuita para Android e iOS, el alcance fue más amplio: 184.459 descargas, casi cuatro veces más que la meta inicial de 50 mil, y alcanzó 23 estados y el Distrito Federal. También se distribuyó una pequeña cantidad de ejemplares impresos a los públicos de relación de las empresas participadas de Votorantim.

La aplicación se organiza en tres etapas y permite al usuario aprender más sobre el proceso electoral brasileño, probar sus conocimientos sobre los poderes ejecutivo y legislativo, definir los temas que considera de mayor relevancia para el país e identificar la afinidad de posicionamiento con diferentes partidos y candidatos. La información sobre los partidos consideraba el análisis de las votaciones de la Cámara de diputados; los datos sobre todos los candidatos eran del banco oficial de información del Tribunal Superior Electoral (TSE).

La Guía también fue enriquecedora para los profesionales de las diversas empresas participadas que colaboraron en su elaboración. Maurício Mussi, gerente de legal y de relaciones institucionales de VSA, define la experiencia como un gran aprendizaje. Según él, “fue especialmente interesante asegurar que el contenido de la Guía del Voto se mantuviera apartidista y con neutralidad ideológica, así como garantizar la seguridad de la información de navegación de los usuarios, con el fin de evitar futuros cuestionamientos”. Otra preocupación fue garantizar la seguridad de la información. No se recogieron datos de uso y navegación de los usuarios.