Transformar el mundo a través de la educación

Creo en el poder transformador de la educación y tengo orgullo de pertenecer a una empresa que no solo comparte esta creencia, sino que también trabaja duro para asegurar que la transformación se lleve a cabo en la práctica. En Votorantim, este “trabajo duro” tiene nombre: es el programa Parceria Votorantim pela Educação (PVE – Alianza Votorantim por la Educación), una tecnología social creada por el Instituto Votorantim con el objetivo de contribuir a la mejora de la educación pública, a través de la movilización social y el fortalecimiento de la educación, administración pública y escolar.

Desde 2008, cuando comenzó a aplicarse, el programa se viene consolidando como una acción de impacto, con influencia positiva en el Índice de Desarrollo de la Educación Básica (Ideb), una métrica de referencia en la calidad de la enseñanza en el país. Hay estudios que comprueban que la aplicación de la tecnología en el mediano plazo es capaz de acelerar el logro de los resultados de la red pública de educación de las ciudades participantes en un 35% en la enseñanza primaria, teniendo en cuenta el período entre 2013 y 2017, y en un 52% en la red pública en la enseñanza secundaria para el mismo período.

Los resultados positivos nos incentivan a seguir adelante y ampliar el universo de atención. En 2018, más de 1.200 escuelas de 104 ciudades del país fueron atendidas por el PVE. Más de 3.000 profesionales, entre técnicos de las secretarías municipales de educación, directores y coordinadores de las escuelas pasaron por capacitación y 360 mil alumnos fueron correspondidos directa o indirectamente.

Alcanzar una centena de ciudades fue una meta – osada – definida en la planificación de la celebración del centenario de Votorantim en Brasil, completada en 2018. La apuesta en la educación fue nuestra manera de renovar el compromiso con Brasil y el legado que queremos construir. Los planes se comenzaron a trazar en 2015, y se llevaron a cabo de 2016 a 2018, con el crecimiento progresivo y el aprendizaje año a año. En 2016, el PVE estaba en 17 ciudades; triplicó de tamaño y llegó a 51 en 2017; en 2018, alcanzamos 104. Todas las empresas de Votorantim, sin excepción, han participado en este esfuerzo.

Y, como todo lo que hacemos en el Instituto, la iniciativa fue rodeada de cuidados con la calidad y efectividad. Soñamos alto en nuestras ambiciones de generar valor compartido e impactos positivos para la sociedad y tratamos de evaluar con rigor y objetividad los efectos de nuestros pasos en el camino. En el caso del PVE, evaluamos anualmente la evolución real de la educación de las ciudades a partir de una matriz de competencias, que reúne las habilidades consideradas esenciales en las áreas de gestión y movilización para consolidar el proceso de mejora continua y asegurar impactos de largo plazo. A principios de cada año, analizamos el grado de madurez de las ciudades en cada una de estas competencias. Además de servir de base de comparación con la evaluación anual siguiente, cada diagnóstico también orienta las prioridades y focos de acción.

La evaluación realizada en 2018 indicó que casi la totalidad (98%) de las ciudades progresó en la matriz de competencias a lo largo del año y el 72% alcanzó o superó las metas para el período. Es esta la realidad que queremos consolidar, creyendo en el futuro y en el potencial del cambio del trabajo conjunto. Es por eso que en 2019 el programa cambia de nombre y pasa a llamarse Parceria pela Valorização da Educação (Alianza por la Valoración de la Educación), en una iniciativa más inclusiva para abarcar otras empresas. La primera es Suzano, que, a fines de 2018, concretó la compra de Fibria y, comprometida con el impacto social de la empresa en las comunidades donde están sus operaciones, mantuvo para 2019 la inversión en el PVE en más de 20 ciudades.

En 101 ciudades, ya ha sido posible confirmar la continuidad del PVE y la profundización del ciclo de trabajo en 2019. Este andar constante simboliza, para mí, que vamos en el camino justo, con esta semilla plantada para la prosperidad de las futuras generaciones.

Ana Helena de Moraes Vicintin

Vicepresidente del Consejo Deliberativo del Instituto Votorantim